Home»Entretenimiento»Más que magia y teatro

Más que magia y teatro

El Circo Mágico

11
Shares
Pinterest Google+

Entre un aprendiz de mago llegado de las estrellas, y un par de hadas guiando su iniciática tarea, se revive toda la alquimia dormida en el Gran Libro de la Sabiduría para repoblar el mundo con trasgos, brujas, nigromantes y otros personajes oníricos, quienes junto a unos entrañables elfos haciendo de las suyas, permitirán que el propio público entre y alimente la escena.

Es el Circo Mágico, un magnífico espectáculo de 1.45 min que neutraliza la separación del espacio entre el espectador y la representación, apropiándose así de uno de los grandes recursos del teatro pirandelliano y yendo un poco más allá.

Su lograda combinación de Magia y Teatro compromete a un staff de una treintena de actores en escena sobre las tablas, que además de adentrarnos en el territorio de la fantasía y del más puro humor, nos sorprende en su limpia y extraordinaria ejecución acrobática y dancística. Al centro del escenario un enorme árbol druida, yace erguido mientras convida a sumergirnos en nuevas experiencias, como el Faraute, marcando la entrada de cada nuevo acto en su voz cansada por los años. Su presencia es determinante para generar ese clima de seguridad, ese “ir conducidos de la mano de la erudición ante lo desconocido”. Entre las exhibiciones apabullará la ejecución de un portentoso fauno, la sorprendente combinación de músculo y equilibrio del dúo ucraniano “Alansia”  mientras conmocionados estaréis ante la sutil elegancia y destreza del trío de bailarinas “Essence” de Kiev.

Está dirigido por el Premio Nacional de Circo 2003 Suso Silva, y sus artistas rusos, cubanos, venezolanos, húngaros, ucranianos, españoles y de otras nacionalidades, provienen de “las mejores escuelas” de circo de todo el mundo.

Es justo reconocer que el Circo Mágico no se trata de un show exclusivo para los pequeños. El permitirnos volver a la infancia, y la oportunidad de hurgar en nuestro interior buscando algún resquicio de esa fe en la magia hasta poder abandonarnos sin temor a ella, es lo que más agradecemos los padres. Para los pequeños, no cabe la menor duda de que es adentrarse en el mundo de la fantasía, con ingenio, alegría y sorpresa, y al tiempo, la experiencia constituye ese primer e importante contacto con la lapidaria premisa sobre la que descansa el guion: “Todo aquel que cree en la magia la encuentra. “Lo imposible será posible y todo aquello que seáis capaces de imaginar y soñar, se hará realidad”.

“Lo imposible será posible y todo aquello que seáis capaces de imaginar y soñar, se hará realidad”

Detrás de esta edificante experiencia está la compañía Productores de Sonrisas, responsable del Circo de Hielo y de otros espectáculos de similar factura aclamados durante estos diez últimos años como Navidad Circo o The Cirkid Price. Su marca es una plástica impecable y decisiva que se percibe altamente cuidadosa de la escenografía, la música, el vestuario, la iluminación, el maquillaje y el attrezzo, así como es notorio el esmero y profesionalidad que pone en la composición plástica de la escena y la expresión corporal de sus actores. Aquí cabe mención en especial para sus elfos presentadores.

Idea original y dirección artística: Suso Silva. Escenografía: Fito Dellibarda. Vestuario: Nuria Manzano. Iluminación: Juanjo Llorens. Coreografía: Kristine Lindmark.

El Circo Mágico estará en el Teatro Apolo de Barcelona hasta el 18 de noviembre para así continuar su gira que concluye en marzo de 2019 ( de momento) y que incluye ciudades como Murcia, Zaragoza, Alicante, Mérida, Vigo, Sevilla y Málaga.

Previous post

EL FISGÓN MELÓMANO VI

Next post

ROSALÍA