Home»Miradas»Italia: Esperando el punto descenso

Italia: Esperando el punto descenso

Encabeza la cifra mundial de fallecidos por coronavirus.

11
Shares
Pinterest Google+

Italia amanece hoy encabezando titulares. La epidemia por coronavirus se ha cobrado más víctimas que en el mismo foco de su origen, China. Con un registro de 3.405 fallecidos, 4.440 nuevos casos en las últimas 24 horas, y 41.035 infectados a la fecha, resulta inevitable volver sobre la idea de las diferencias notables en la gestión que se ha hecho de la epidemia.

Los expertos indican que aún es pronto para establecer una tasa de mortalidad a causa del Covid-19 en el país. Esto se debe fundamentalmente al hecho de que, al igual que en España, en la zona crítica solo se están realizando pruebas a pacientes con síntomas muy claros, por lo que es muy posible que el número real de contagiados sea sustancialmente superior al que contemplan las cifras oficiales.

La revista Science en un reciente estudio publicado y basado en el caso chino así como en modelos matemáticos, estima que el 86% de todos los pacientes positivos no son documentados y que los infectados sin documentar son responsables en el contagio del 79% de casos.

Al tiempo que el primer ministro Giuseppe Conte anuncia la prórroga de las medidas de confinamiento para la población cuando concluya su vigencia el 3 abril (el que no se cumple en muchos casos), Lombardía continúa siento la región del país más afectada, con 19.884 casos (2.171 más) y 2.168 fallecidos.

A consecuencia de tal incidencia en la región se han quedado sin camas en las UCI y construyen un centro sanitario en los pabellones de la Feria de Milán haciendo un llamado a los médicos jubilados para sumarse a la lucha. Preocupan en igual medida las regiones también afectadas de la Emilia Romaña con 5.214 casos (689 más) y 531 muertos, y  el Véneto, con 3.484 casos (270 más) y 115 fallecidos.

Bologna/Foto cortesía de Libertad Graterol
Bologna/Foto cortesía de Libertad Graterol

LAS CLAVES: MOVILIDAD Y ESTRATEGIA

En una valoración global de aquellos aspectos importantes vinculados al incremento de los contagios, cabe destacar la persistente movilidad de los ciudadanos en algunas regiones como es el caso de la propia Lombardía. Desplazamientos de los habitantes que han sido advertidos y denunciados por su presidente Attilio Fontana, y severamente criticados por el consejero de Sanidad de la región, Giulio Gallera quien se ha referido a ellos como “movimientos superfluos”. El Ministerio del Interior italiano ha constatado enorme cantidad de violaciones de las prohibiciones de salir sin necesidad justificada emitiendo 2100 multas relacionadas. La titular del despacho Luciana Lamorgese pide apretar los controles.

Para quien viola la cuarentena, la gracia puede suponer hasta 12 años de prisión.

En un supermercado de Sciacca (Provincia de Agrigento) fue encontrado un empleado del Hospital afectado por Covid-19 que cumplía cuarentena. Fue acusado de delito grave. En un pequeño pueblo de Calabria el concejal mantuvo abierta la sala de apuestas en Vibo Valentia desatendiendo las medidas.

Al margen de este factor sin duda determinante, resultaría al parecer realmente decisivo en el análisis, la implementación de estrategias distintas para contener la epidemia en las dos regiones más afectadas, el Véneto y Lombardia poniendo de relieve el éxito de Véneto en la aplicación del modelo de Corea del Sur.

Véneto, a diferencia de Lombardía, en su intento por identificar los focos de contagio realizó oportunamente la mayor cantidad de test posibles, incluyendo los pacientes asintomáticos.

El éxito de su estrategia se cifra en los 115 muertos y 3.169 positivos frente a las dramáticas cifras in crescendo en Lombardía donde el Instituto Nacional de Estadística estima que pueda haber más de 100.000 contagiados.

Reporte en vídeo: Carlos José Monzón desde Italia @altadensidad, @altadensidad (Ig)

Yang Huichuan, vicepresidente de la Cruz roja china y abanderado de la lucha contra el virus, denuncia que el gobierno italiano no está llevando a cabo las medidas necesarias en tanto que persiste el funcionamiento del transporte público y la circulación de personas, la vida social y pública, y pide que apruebe las acciones contundentes y restrictivas que considera imperiosas.

Aún ante esta petición, Milán con sus 7 millones de habitantes continúa su vida normal mientras arenga la campaña “Milan no enferma” ( #Milanononsiferma ) a objeto de recuperar la capitalidad económica.

 

LA ESCASEZ Y EL COLAPSO

 Al paso de la creciente propagación del virus, el sistema sanitario italiano al borde del colapso, teme por el incremento de los casos de contagio entre el personal sanitario. De enfermar los profesionales en primera fila, sería imposible asistir a la población. Para el 17 de marzo, en torno al 8% de todos los casos positivos en el país correspondía a personal sanitario, según cifras oficiales del Instituto Superior de la Sanidad.

A esta situación se suma la denuncia desde algunos centros del país acerca de la escasez de recursos sanitarios. A lo que el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, y el presidente de la Sociedad Italiana de Pediatría, Alberto Villani, se refieren, negando la evidencia mientras destacan la puesta en marcha de las medidas impuestas por el gobierno.

Como en muchos otros países del mundo, Italia frente a la demanda de materiales se suma a la investigación. La Universidad de Bologna a través de dos laboratorios lleva a cabo pruebas de seguridad con equipo de protección e intenta crear nuevos materiales nanoestructurados diseñados para la producción de máscaras de alto rendimiento.

En una valoración global de aquellos aspectos importantes vinculados al incremento de los contagios, cabe destacar la persistente movilidad de los ciudadanos en algunas regiones.

La demandada cuarentena “total” por decreto del gobierno italiano no parece llegar. Algunos científicos confían que la próxima semana sea el punto de retorno de la epidemia y se comiencen a notar los efectos del confinamiento, transcurridas las dos semanas de incubación.

“Vamos a derrotar al enemigo invisible juntos. Los italianos, con orgullo y determinación, siempre han podido levantarse y comenzar de nuevo» dijo el primer ministro ante una Italia confinada desde hace más de una semana. Pero las imágenes, propias de algunas distopías que muchos hemos leído y archivado ajenas a la realidad en la repisa de la literatura, parecen cobrar vida y amenazar a todos los europeos en los setenta ataúdes acumulados en un cementerio de Bérgamo. En las ceremonias sin oficiar por el pánico, en el miedo o desprecio del vecino al toser, en las largas páginas de esquelas, en las calles plagadas de militares mientras se lucha contra un enemigo invisible…

Atentos seguimos y muy de cerca la batalla que libran en Italia, como todas las que se libran en cada rincón del mundo enfrentado al virus, incluida la propia. Esperando que estos demoledores datos que hoy angustian al país alpino alcancen su punto de caída para celebrar que los italianos han podido doblegar al enemigo común.

FUENTE https://www.arcgis.com/apps/opsdashboard/index.html#/bda7594740fd40299423467b48e9ecf6  Datos actualizados a las 20:00 hora peninsular del 20 de marzo de 2020
Previous post

COVID-19: Un vuelco en la vida de los EE.UU

Next post

ESPAÑA: CRISIS POR EL COVID-19