Home»El Criticón»EL FISGÓN MELÓMANO VI

EL FISGÓN MELÓMANO VI

Especial sonidos del Caribe

8
Shares
Pinterest Google+

Iberoamérica sigue siendo un cruce de caminos y como tal, un hervidero de sonidos. El Crisol de culturas soporta un excelso laboratorio musical en cuyo fragor se gestan propuestas tan variadas como interesantes.

La vitalidad de esta cocina multicultural, abundante y colorida, deviene en buena medida de las migraciones siempre presentes, que como espasmos van cambiando de pasaporte al son de la frenética e inestable política en algunos de sus países. Movimientos de ciudadanos, entre ellos de muchos artistas, que encuentran afinidades entre sus pares para iniciar un intercambio de recursos y de interesantes colaboraciones.

La música que habita a ambos bandos del Atlántico se ve entonces enteramente beneficiada en una producción ecléctica donde el Indie y el rock beben de la electrónica, del jazz, de la influencia afro-caribeña, de la innegable herencia andina, entre tantos géneros oriundos unos, y mestizos otros, beneficiados todos de la caída de las fronteras musicales.

En esta lista iremos compartiendo las propuestas variadas y disímiles de países como Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, España, Guatemala, Panamá, Perú, Puerto Rico, Uruguay o Venezuela. También hemos decidido incorporar algunos productos musicales procedentes de los Estados Unidos y España, la madre patria.

Harold López-Nussa

Luego de haber experimentado con los sonidos africanos en ‘Viaje’, donde tocó con el contrabajista senegalés Alune Wade, Harold López-Nussa regresa a sonido de su Cuba natal con «Un día cualquiera». Para ello decide reunir el trío que había fundado hace diez años atrás, formado por su hermano Ruy en la batería y percusión, y el bajista Gastón Joya, y con quienes no había podido grabar antes un disco. Con este producto el pianista que durante tres años acompañó a Omara Portuondo, nos presenta 11 canciones, de las cuales 8 son propias, con su sonido sincopado, donde lo caribeño y lo afrocubano conviven junto al jazz en perfecta fusión

Van Van

Samuel Formell, director de la reconocida orquesta los Van Van, homenajea a su padre y  maestro cubano Juan Formell, fundador y líder la agrupación fallecido en 2014 con «Legado». Se trata de un Tributo a los clásicos cubanos, y una trepidante y brillante unión entre el Septeto Santiaguero y José Alberto El Canario. El Songo, ritmo creado por Juan Formell, mantiene el protagonismo sonoro en esta producción unido a otros ritmos propios de la esencia musical de la isla.

Clandeskina

En una fusión del Konpa de Haití (también conocido en la costa caribe del país como JoeSon por ser un término acuñado en los 80 por el gran Joe Arroyo), el Bossa Nova y la música del Pacífico colombiano con el Son Montuno y el guaguancó, Clandeskina nos presenta «Se fue el amor», un estupendo segundo álbum de la orquesta caleña y “el nuevo sonido de la salsa añeja”, como ellos mismos se definen

Rubén Blades

Medoro Madera es el intenso álbum de Rubén Blades, nuetro maestro de maestros que da protagonismo a su propio alterego mientras rinde homenaje a los soneros cubanos junto a la orquesta de Roberto Delgado. Blades no necesita mucha presentación ni bombo, le sobra poesía, talento y referencias.

Eddie Palmieri

El sonido de Eddie Palmieri, otro maestro de la salsa en su último disco Full Circle es inconfundible. Exquisitamente clásico este nuevo disco demuestra que el músico puertoriqueño-americano conserva intacto todo su talento.

https://eddiepalmieri.bandcamp.com/album/full-circle

Previous post

Roma de Cuarón: La grandeza de la fragilidad.

Next post

Más que magia y teatro